Dar calor donde hay frío, aprecio donde hay menosprecio y amor donde todavía se desconoce el verdadero AMOR, cuya fuente es el SEÑOR.